Lasaña boloñesa

Hoy os traigo uno de mis platos favoritos. La verdad es que lleva un poco de tiempo prepararlo pero el resultado es más que satisfactorio. Además, puedes aprovechar para hacer un poco de salsa boleñesa extra y congelarla. ¡Podrás utilizarla para preparar unos deliciosos espaguetis o macarrones en tiempo récord!

Ingredientes (para 6 personas):

Para la salsa boloñesa:

2 pencas de apio, 2 zanahorias, 1 cebolla, 1 bote de setas variadas, 1 vaso de vino tinto, 600 gr de carne picada (mitad cerdo y ternera), 1 lata de 800 gr de tomate triturado, unas hojas de albahaca, aceite de oliva y sal

Para la bechamel:

50 gr de mantequilla de buena calidad, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva, 3 cucharadas soperas de harina, 700 ml de leche, sal y nuez moscada

Para montar la lasaña:

placas de lasaña, un tomate maduro, unas hojas de albahaca y queso parmesano

Preparación:

Picamos la cebolla, la zanahoria y el apio. Rehogamos las verduras en una olla con 3 cucharadas de aceite de oliva hasta que estén blanditas (unos 8 minutos). Agregamos las setas troceadas y rehogamos un par de minutos más. Ahora añadimos la carne picada. Vamos removimiendo y, cuando haya cogido color, añadimos el vaso de vino tinto y dejamos que evapore el alcohol un par de minutos. Agregamos el tomate y unas hojas de albahaca picadas. Salpimentamos al gusto y dejamos cocer a fuego lento durante 1 hora.
Mientras tanto, prepararemos una bechamel. Para ello, ponemos a calentar una cazuela con la mantequilla y el aceite. Cuando esté caliente, incorporamos la harina y cocinamos un minuto. Agregamos la leche, que debe estar a temperatura ambiente, y vamos removimiendo. Cuando haya espesado, ponemos a punto de sal y nuez moscada y reservamos.
Cocemos las placas de lasaña siguiendo las indicaciones del fabricante.
Para montar la lasaña, pondremos en el fondo de una fuente que pueda ir al horno un poco de bechamel, luego una capa de placas de pasta, encima salsa boloñesa. Cubrimos con otra capa de pasta, otra de salsa boloñesa, otra de pasta, otra de salsa boloñesa y por último, otra de pasta y cubrimos con el resto de bechamel. Para decorar, cortaremos un tomate bien maduro en rodajas finas y lo dispondremos encima junto con unas hojas enteras de albahaca y un poco de parmesano rallado.
Hornearemos durante unos 40 minutos a 180 ºC.

Durante estos 40 minutos podéis aprovechar para descorchar una botella de vino tinto, como el Cigonyes 2010 que os presenté hace unos días, y disfrutar de una tapita de queso con vuestra pareja y/o amigos… merece la pena pasar una mañana en la cocina y disfrutar de esta lasaña. ¡Palabra!

Comentarios

Deja un comentario